El Retiro en México

Conceptos básicos del retiro en México

Antecedentes.

En 1973 se crea el sistema de pensiones del IMSS que convive actualmente con el de las AFORES que entró en operación el 1 de julio de 1997.

En el sistema de 1973, la pensión se calcula en base al salario promedio de los últimos 5 años, las semanas cotizadas y la edad alcanzada. Se establece un mínimo de 500 semanas y edad mínima de 60 años. Quienes están bajo este esquema pueden alcanzar una pensión de alrededor de 40mil pesos mensuales.

Todos aquellos trabajadores que se incorporaron a la vida laboral a partir de julio de 1997 entran dentro del conocido sistema de AFORES.

Quienes trabajan por su cuenta o en la economía informal, no cuentan con sistema alguno.

Para los trabajadores que se encuentren en el régimen de 1973, el IMSS será el que pague la pensión, mientras que para los del régimen 1997, dicha institución indicará el tipo de pensión a la que aplica el trabajador: Renta Vitalicia, Retiro Programado o Pensión Mínima Garantizada (PMG).

Renta Vitalicia. Bajo esta modalidad, contratas a una Aseguradora que recibirá los recursos de tu Cuenta Individual (AFORE) y te pagará periódicamente una pensión de por vida.

Retiro Programado. Bajo esta modalidad, la pensión se calcula fraccionando el monto total de los recursos de la Cuenta Individual (AFORE), considerando tu esperanza de vida, tu núcleo familiar y los rendimientos previsibles de los saldos.

Pensión mínima garantizada. Cuando no se cuenta con recursos suficientes para acceder a alguna de las dos anteriores, el IMSS pagará una pensión mínima equivalente a 1 salario mínimo general para el DF.

Bajo el esquema de AFORE, quienes no realicen aportaciones adicionales a su cuenta individual (AFORE) recibirán una pensión equivalente en el mejor de los casos entre el 20% y 30% de su último sueldo. Si se trata de una persona con un sueldo superiora 40mil pesos mensuales, este porcentaje se reduce.

Ejemplo; una persona que gana 30mil pesos al mes, recibiría una pensión de más o menos 6 a 8mil pesos por mes.

Comparativo de planes locales y PROVEST 10 PRINCIPAL PROTECTION

AFORE y planes locales

Invirtiendo con Expertos Patrimoniales

Las aportaciones son deducibles de impuestos en la declaración anual, hasta el monto que resulte menor entre 10% del sueldo anual o 5 veces el salario mínimo anual del DF

Si bien las aportaciones no son deducibles de impuesto en México, sobre los rendimientos no se realiza retención alguna de impuesto

Los recursos se invierten en esquemas no muy flexibles. La mayor parte en renta fija.

Los recursos se invierten en notas estructuradas donde los subyacentes son diversos índices bursátiles.

No se garantiza un rendimiento

Mientras se cumpla con todas las aportaciones puntualmente y no se realicen retiros, se goza de un rendimiento garantizado del 25% sobre el total de las aportaciones

El retiro de los fondos está sujeto a restricciones y a una retención del 20%

Además de que el manejo fiscal es bastante complejo y si el cliente no es experto en el tema, definitivamente requerirá asesoría. Lo cual incrementa el costo

Al cumplirse el plazo de 10 años la totalidad de los recursos están disponibles sin restricción.

Adicionalmente, durante la vigencia del plan un porcentaje de lo aportado está disponible sin restricción